Retomando buenas costumbres

Ya que estoy regresando a este hábito del blog, creo que debo de ponerlos un tanto al día de cómo van las cosas con mi vida. Esta vez son afirmativas todas esas cuestiones a la pregunta “… y que me cuentas… como estas?” – “casado y con hijo”. Y así es en menos de un año la vida me ha dado un vuelco de 90 grados, y no leyeron mal, no son 360 ni 180, son la cantidad antes mencionada porque últimamente siento que la única solución que me queda es ir para arriba.

Es interesante como la perspectiva de las cosas cambia, uno se vuelve más prudente y de la noche a la mañana se deben tomar decisiones para varios años, quedó atrás el carpe diem y se comienza un día a día más agresivo todo planeado y todo visualizado ya no por uno sino por 3. Y si me preguntan no hay día que no amanezca aterrado, pero creo que me preocuparía el día que no fuera así. Este miedo creo que me exige ser mejor y superarme, y quizás algún día amanezca como Slim sin saber que día es hoy porque ni eso le preocupa.

No saben la ilusión que me da ser padre, se que suena un tanto machista pero es cierto que tiene por de más feliz la idea de que mi bebé sea varón, un hombre al que le pueda enseñar a patear una pelota, al que pueda comprarle su playerita del Barcelona y llevarlo a ver los partidos del Puebla, preocuparme de que no sea un cabrón con las viejas y con el que algún día agarre la copa con el tío Fallo. Si es machista, sin embargo me queda claro que mi contraparte, osea su madre, lo va a enseñar a ser un excelente hombre de bien, y que será educado, tendrá valores íntegros, aplicado en la escuela y con metas fijas. También se que será extremadamente guapo pero bueno eso supongo que todos lo daban ya por hecho.

Estoy por de más dudoso del como educarlo, ya sabes, he estado al día de hoy creandome una idea de cómo debieran de ser las cosas, ya saben, “yo nunca voy a permitir que mi hijo haga eso”, o “el día que tenga un hijo lo va a estudiar aquí…”, o “cuando nazca…”, la realidad es que hay tan poco tiempo y tantas cosas por ver y hacer, que creo descartaré esas ideas guajiras de diseñar y hacer su cuna y otros muebles y me pondré a comprar los puros y escoger un padrino de bautizo. A porque ahí vamos con el tema religioso, para todos aquellos que me conocen sabrán que soy uno de esos agnósticos que va por la vida declarando lo incongruente que le resulta la gente devota, y siempre dije que el día que naciera mi hijo le daría la facilidad de escoger su religión y que si en verdad existe la fé o una buena religión, el la escogería por sus méritos y porque espiritualmente lo llenaría de la manera que el lo necesite, hoy en día hay tanta información y tanta jalada que si el Reiki, que si la Iglesia Universal, etc. Que también temo que caiga en esos fanatismos mágicos de soluciones inmediatas. Por todo lo anterior, creo que lo ideal será dejar a su madre que lo eduque en la religión que ella practica, y que a regañadientes me hace practicar a mi, que es la católica, supongo que no hay mejor manera de que sepa distinguir la diferencia si no tiene bases de comparación, al final creo que todas las religiones (excepto los maradonnianos) profesan una lista de valores que de seguirlos vivirás bien dentro de una sociedad.

Que si me preocupa la inseguridad actual y la ola de violencia en el país, creo que eso es un mito, creo que mientras sigamos siendo víctimas de la paranoia colectiva que crean los medios, seguiremos presos en nuestras casas, con ese pánico de salir a las calles y de convivir y relacionarnos con nuestros semejantes (semejantes = gente igual a nosotros), un delincuente no es un semajante, un ignorante no es un semajante, un corrupto no es un semejante. Y no estoy diciendo que no exista la inseguridad y violencia, terriblemente el mal manejo de las situaciones de nuestro gobierno nos está llevando a esta guerra tonta y sin destino, cuantos días o años durará esto, bueno me queda claro que no más de 6, y ayer le explicaba a Ana Laura que para mí y tomando el ejemplo de cualquier marca importante llamese Coca-Cola, Pepsi, Cemex, Grupo Modelo y con este último le comentaba, que si fueran despidiendo o corriendo a Directores, Gerentes o hasta los mismos empleados, se dejarían de vender cervezas Corona o tu dejarías de tomarte una cerveza porque despidieron a algun directivo. Esto va más alla, única solución es la educación, rescatar los valores que nos hacían partícipes más activos de nuestra sociedad, saber distinguir el bien del mal y viceversa, y que se maten ellos nosotros debieramos de vivir bien en nuestras ciudades, volver a salir a las calles, ir al parque a echar la cascarita con los vecinos y hacer corajes porque te escogen al final por maleta, o esperar que tu mamá te diera $20 pesos para ir a la tienda de la esquina por el pan y aprovechar para con el cambio comprar un chocolate relleno de rompope, y regresar y en el camino saludar a Doña Chabela la señora de las gorditas y ver salir al vecino con su pinche perro escandaloso que ladra toda la noche, y entrar a tu casa y que te caguen por haberte gastado el cambio.

Al final lo que quiero decir con esto, es que mi hijo viva la vida que tuve, o que tuvieron mis papás o mis abuelos, etc., quiero que la vida que le toque sea la que el elija, sin miedo, complejos o rencores. Quiero que viva libre y convencido de que es afortunado de vivir en este país con sus semajantes.

Category: Yo  |  Tags:

Leave A Comment